¿Quieres estar informado/a de todo lo nuevo sobre la PKU?

Suscríbete y te informaremos cada vez que haya una nueva entrada en la web o el Blog. Sin publicidad ni spam.

[vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_column_text]

Fenilcetonuria (PKU): ¿Un problema resuelto?


Título original: Phenylketonuria (PKU): A problem solved?

Revista: Molecular Genetics and Metabolism Reports

Fecha de publicación: Marzo 2016, Volumen 6, Páginas 8-12

Autores: Christine S. Brown, Uta Lichter-Konecki

DOI: https://doi.org/10.1016/j.ymgmr.2015.12.004

Resumen:

La fenilcetonuria (PKU) es un trastorno metabólico raro caracterizado por una conversión deficiente de la fenilalanina (Phe) en tirosina. Sin tratamiento, la acumulación excesiva de Phe en sangre puede causar discapacidades fisiológicas, neurológicas e intelectuales.

La National PKU Alliance (NPKUA) realizó una encuesta entre sus miembros para evaluar el estado de salud actual y el interés en nuevos tratamientos para la PKU. De los 625 encuestados, menos de la mitad (46.7%) informaron niveles de Phe en sangre dentro del rango recomendado (120–360 μmol/L) por el American College of Medical Genetics and Genomics (ACMG).

Los resultados también indicaron que los individuos más jóvenes (≤ 18 años) lograban mantener sus concentraciones de Phe en sangre dentro del rango clínico recomendado aproximadamente 3 veces más que los adultos. Un cuarto (25.5%) de los menores de 18 años y casi dos tercios (61.5%) de los adultos reportaron niveles de Phe superiores a 360 μmol/L. Más de la mitad (51.7%) de los encuestados experimentaron dificultades para gestionar su PKU, incluyendo el mantenimiento de una dieta restringida en Phe.

Las personas con PKU desean nuevos tratamientos que les permitan aumentar su ingesta de proteínas naturales, reducir o eliminar la necesidad de alimentos médicos (fórmulas médicas y alimentos modificados para ser bajos en proteínas), mejorar su salud mental (reduciendo la depresión y ansiedad) y disminuir sus niveles de Phe en sangre.

Los encuestados mostraron preferencia por la administración oral de nuevas terapias y generalmente mostraron aversión a las inyecciones terapéuticas, prefiriendo las inyecciones en casa sobre las realizadas en una clínica. Los pagadores, agencias gubernamentales, profesionales de la salud y socios industriales deberían considerar las opiniones de los pacientes al desarrollar y aprobar nuevos tratamientos para la PKU.

[/vc_column_text][vc_separator color=»juicy_pink»][/vc_column][vc_column width=»1/2″][vc_column_text]

Adherencia a las guías de PKU entre pacientes con fenilcetonuria: Un estudio transversal basado en encuestas multicéntricas nacionales en Argentina, Brasil y México


Título original: Adherence to PKU guidelines among patients with phenylketonuria: A cross-sectional national multicenter survey-based study in Argentina, Brazil, and Mexico

Revista: Molecular Genetics and Metabolism Reports

Volumen: 38, Fecha de publicación: Marzo 2024, Páginas: 101026

Autores: Ana Chiesa, Norma Spécola, Monique Poubel, Marcela Vela-Amieva, Elaina Jurecki, Daniel RF Vilela, Débora Mesojedovas, Giovanna Cavalcanti Carneiro, Hernán Eiroa, Keila Hayashi Nakamura, Marcela Lopes de Almeida, Roberta Brandão Cunha, Tatiana Amorim, Ida Vanessa Doederlein Schwartz

DOI: https://doi.org/10.1016/j.ymgmr.2023.101026

Resumen:

Este estudio retrospectivo, observacional, multicéntrico y multinacional basado en encuestas se realizó para caracterizar la adherencia a las prácticas de manejo de la Fenilcetonuria (PKU) entre pacientes tratados en sitios de referencia en Argentina, Brasil y México.

Se analizaron un total de 1077 pacientes con PKU activamente manejados, de los cuales el objetivo de Phe en sangre superior se estableció sobre 360 μMol/L en el 70% de las clínicas para pacientes adultos. Aproximadamente el 40% de los pacientes mayores de 30 años tuvieron exámenes de sangre de Phe dos veces al año o menos, con el 60% de las clínicas recomendando visitas semestrales para adultos menores de 30 años. La pandemia de COVID-19 interrumpió la frecuencia de visitas y exámenes.

Los resultados muestran que aún hay margen de mejora en términos de adherencia, especialmente en adultos y niños mayores. Es necesario hacer más esfuerzos para educar a pacientes y profesionales de la salud sobre la importancia de la adherencia al tratamiento, acompañados de políticas públicas que amplíen el acceso al tratamiento farmacológico y dietético con diversidad y calidad para mejorar la adherencia a los niveles adecuados de Phe en sangre.

Este estudio destaca la necesidad de mejorar la adherencia a las prácticas de manejo de PKU en América Latina, enfatizando la importancia de la educación de pacientes y profesionales de la salud, así como el desarrollo de políticas públicas para mejorar el acceso al tratamiento.[/vc_column_text][vc_separator color=»juicy_pink»][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

Fenilcetonuria: Tratamientos actuales y desarrollos futuros


Título original: Phenylketonuria: Current Treatments and Future Developments

Revista: Drugs

Fecha: Publicado el 12 de marzo de 2019, Volumen 79, páginas 495–500, (2019).

Resumen:

La deficiencia de fenilalanina hidroxilasa (PAH) es un error innato del metabolismo que resulta en niveles elevados de fenilalanina en la sangre. La forma clásica de la enfermedad, con un nivel de fenilalanina > 1200 µmol/L en sangre, se denomina fenilcetonuria (PKU) y está asociada con discapacidad intelectual severa cuando no se trata.

Además, los niveles de fenilalanina por encima del rango terapéutico en pacientes femeninas embarazadas conducen a efectos adversos fetales. La reducción del nivel de fenilalanina en plasma previene la discapacidad intelectual, y mantener el nivel en el rango terapéutico de 120–360 µmol/L se asocia con un buen resultado para los pacientes, así como para sus embarazos.

Los fenotipos de los pacientes se encuentran en un espectro continuo desde la hiperfenilalaninemia leve hasta la PKU leve, PKU moderada y PKU clásica severa. Existe una buena correlación entre el fenotipo bioquímico y el genotipo del paciente. Durante más de cuatro décadas, el único tratamiento disponible fue una dieta muy restrictiva baja en fenilalanina. Esto cambió en 2007 con la aprobación de la terapia de cofactores, que es efectiva en hasta el 55% de los pacientes dependiendo de la población.

La terapia de cofactores típicamente es más efectiva en pacientes con formas más leves de la enfermedad y menos efectiva en PKU clásica. Recientemente se ha aprobado una nueva terapia que puede ser efectiva en todos los pacientes con deficiencia de PAH, independientemente de su grado de deficiencia enzimática o la severidad de su fenotipo.

Este artículo revisa la terapia principal, la terapia adjunta de cofactores enzimáticos y la recién disponible terapia de sustitución enzimática para la hiperfenilalaninemia. También proporciona una perspectiva sobre enfoques emergentes para el tratamiento de la hiperfenilalaninemia, como la incorporación del microbioma en el esfuerzo terapéutico, así como terapias en desarrollo, como la terapia génica.[/vc_column_text][vc_separator color=»juicy_pink»][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/3″][vc_column_text]

Genética de la Fenilcetonuria: De Entonces a Ahora

Título original: Genetics of Phenylketonuria: Then and Now

Revista: Human Mutation

Fecha de publicación: Junio 2016, Volumen 37, Número 6, Páginas 508-15, Publicado en línea el 18 de marzo de 2016.

DOI: 10.1002/humu.22980

Autor: Nenad Blau

Afiliación: Dietmar-Hopp-Metabolic Center, Hospital Infantil Universitario, Heidelberg, Alemania.

Resumen:

Se han identificado más de 950 variantes del gen de la fenilalanina hidroxilasa (PAH) en personas con fenilcetonuria (PKU). Estas varían en sus consecuencias para el nivel residual de actividad de PAH, desde tener poco o ningún efecto hasta abolir completamente la actividad de PAH.

Los avances en la tecnología de genotipificación y la disponibilidad de bases de datos específicas del locus y de genotipos han expandido enormemente nuestra comprensión de las correlaciones entre la variante genética individual, la actividad residual de PAH, la respuesta a tetrahidrobiopterina (BH4) y el fenotipo clínico de PKU.

La mayoría de los pacientes (∼76%) tienen variantes genéticas compuestas heterocigotas del gen PAH, y una alelo mutado puede influir notablemente en la actividad del segundo alelo mutado, lo cual a su vez puede influir, positiva o negativamente, en la actividad de la forma heterotetramérica biológicamente activa de la PAH.

Aunque es posible predecir el nivel de respuesta a BH4 (∼71%) y la severidad de PKU (∼78%) a partir de la naturaleza de las variantes genéticas subyacentes, estas relaciones siguen siendo complejas e incompletamente comprendidas. Un mayor entendimiento de estas relaciones puede aumentar el potencial para el manejo individualizado de PKU en el futuro.

Las deficiencias heredadas en el metabolismo de BH4 representan aproximadamente el 1%-2% de todas las hiperfenilalaninemias y clínicamente son más severas que la PKU. Casi el 90% de todos los pacientes tienen deficiencia en 6-piruvoil-tetrahidropterina sintasa y dihidropteridina reductasa.

 

[/vc_column_text][vc_separator color=»juicy_pink»][/vc_column][vc_column width=»1/3″][vc_column_text]

Fenilcetonuria y el cerebro

Título original: Phenylketonuria and the brain

Revista: Molecular Genetics and Metabolism

Fecha de publicación: Mayo 2023, Volumen 139, Número 1, Páginas 107583

Autores: Valentina Rovelli, Nicola Longo

DOI: https://doi.org/10.1016/j.ymgme.2023.107583

Resumen:

La fenilcetonuria clásica (PKU) es causada por la actividad defectuosa de la fenilalanina hidroxilasa (PAH), la enzima que convierte la fenilalanina (Phe) en tirosina. La acumulación tóxica de fenilalanina y sus metabolitos, si no se trata, afecta el desarrollo y la función cerebral dependiendo del momento de la exposición a niveles elevados.

Los mecanismos específicos del daño cerebral inducido por Phe no se comprenden completamente, pero se correlacionan con los niveles de fenilalanina y la etapa del crecimiento cerebral. Durante la vida fetal, niveles altos de fenilalanina como los observados en la PKU materna pueden resultar en microcefalia, pérdida neuronal e hipoplasia del cuerpo calloso.

Niveles elevados de fenilalanina durante los primeros años de vida pueden causar microcefalia adquirida, deterioro cognitivo severo y epilepsia, probablemente debido a la alteración de la sinaptogénesis. Durante la infancia tardía, la fenilalanina elevada puede causar alteraciones en el funcionamiento neurológico, llevando a TDAH, retraso del habla y reducción leve del CI.

En adolescentes y adultos, se ven afectadas la función ejecutiva y el estado de ánimo, con algunas de las anomalías revertidas por un mejor control de los niveles de fenilalanina. En esta etapa puede estar presente una alteración de la mielinización cerebral.

Los efectos adversos por la falta de manejo adecuado de la PKU varían desde el deterioro cognitivo severo y la microcefalia en etapas tempranas, hasta problemas más leves. Entonces se habla de TDAH y alteraciones de la función ejecutiva, en etapas posteriores. Estos hallazgos subrayan la importancia de un control estricto de los niveles de fenilalanina para prevenir problemas cognitivos, neuropsicológicos y de comportamiento en personas con fenilcetonuria.[/vc_column_text][vc_separator color=»juicy_pink»][/vc_column][vc_column width=»1/3″][vc_column_text]

La Prevalencia de la Fenilcetonuria en Países Árabes, Turquía e Irán: Una Revisión Sistemática

Revista: BioMed Research International

Volumen: 2018.

Publicado: 18 abril 2018

Título original: The Prevalence of Phenylketonuria in Arab Countries, Turkey, and Iran: A Systematic Review

Autores: Ashraf El-Metwally, Lujane Yousef Al-Ahaidib, Alaa Ayman Sunqurah, Khaled Al-Surimi, Mowafa Househ, Ali Alshehri, Omar B. Da’ar, Hira Abdul Razzak, Ali Nasser AlOdaib

DOI: https://doi.org/10.1155/2018/7697210

Resumen:

Esta revisión sistemática buscó identificar la prevalencia de la fenilcetonuria (PKU) en países árabes, Turquía e Irán, revisando la existencia de programas nacionales de cribado neonatal y reportando las tasas de consanguinidad. La prevalencia de PKU clásica diagnosticada a través de programas nacionales de cribado neonatal varió entre 0.005% y 0.0167%, siendo Turquía el país con la mayor prevalencia reportada (0.0167%) y los Emiratos Árabes Unidos con la menor (0.005%).

Los hallazgos subrayan la necesidad de establecer sistemas de informes más eficientes en estos países que ayuden a medir el Año de Vida Ajustado por Discapacidad (DALY) para estimar la carga societal total de la PKU. Aunque la prevalencia de la PKU varía entre diferentes poblaciones, los programas de cribado neonatal han permitido la detección temprana y el tratamiento exitoso con dietas bajas en fenilalanina. Sin embargo, la prevalencia sigue siendo alta en ciertas regiones debido a la consanguinidad, que es un factor de riesgo principal para la PKU.

La revisión indica que solo unos pocos países de la región, como Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos, Qatar y Turquía, han implementado programas nacionales de cribado neonatal con cobertura relativamente alta. Estos programas buscan la detección temprana de la PKU y otros trastornos tratables para reducir las tasas de discapacidad. Sin embargo, la cobertura de estos programas aún está por debajo de los estándares internacionales.

La consanguinidad entre parejas portadoras se considera el principal factor de riesgo para la PKU en estos países, con altas tasas de consanguinidad reportadas entre los casos de PKU. La revisión sugiere que se necesitan más estudios en la región para monitorear y estudiar la PKU, así como campañas de concienciación continua para educar al público sobre los riesgos para la salud de los matrimonios entre parientes cercanos.

Esta revisión demuestra la necesidad de realizar más investigaciones para investigar la prevalencia real de la PKU en la región mediante pruebas de cribado poblacional exhaustivas. La falta de datos sobre la prevalencia, seguimiento e identificación de otros posibles factores de riesgo asociados con la PKU en muchos países árabes resalta la importancia de establecer programas de intervención efectivos para reducir la carga de esta enfermedad.[/vc_column_text][vc_separator color=»juicy_pink»][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_separator color=»juicy_pink»][/vc_column][/vc_row]

Optimized with PageSpeed Ninja