Ay…pobre!

Mi primer post quería dedicarlo a esta frase que tanto he oído desde que nació mi hija Nerea. Tras más de dos años aún sigo sin entenderla. Estoy segura que todos los padres con niños PKU la han escuchado más de mil veces al explicar a otros lo que es…

Nos ayudas si compartes...Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
0Email this to someone
email
Print this page
Print