Venturas y desventuras de una fruta maltratada: Atención, el Sr. Chirimoya no es quien parece ser

El otro día le propuse comer a mi hija una chirimoya de postre y me dijo: no, papá, no puedo comerlas. Me extrañó porque recordaba haber leído lo contrario. Creo que fue en alguna publicación de la National PKU Alliance o NPKUA (la Asociación Nacional de PKU de Estados Unidos)…