PKU.es

PKU y alcohol

PKU y alcohol

On mayo 6, 2016, Posted by , In Pensando la PKU, With No Comments

Champagneflutes

Esta es una de las entradas dirigidas a los jóvenes metabólicos en general. Muchas veces me encuentro con gente que dice que el alcohol está prohibidísimo, es muy alto en fenilalanina y que no debemos probarlo jamás. Bueno. Los hechos crudos son los siguientes:

tipo de bebida  cantidad de phe
cerveza rubia * 15 mg /100 ml
vino tinto 4mg/ 100 ml
vino blanco 2 mg /100ml
bebidas espirituosas más fuertes** cantidades despreciables

*la cerveza de trigo tendrá más phe que la cerveza rubia normal, también varía la cantidad si es una cerveza negra etc.
** Aquí no cuentan bebidas espirituosas que contienen leche o huevo como piñacolada o advocat. También hay que tener en cuenta que estas bebidsa las tomamos normalmente con refrescos: aseguráte de que no contienen aspartamo (fanta y sprite en España ya lo contienen…)

Para los que cuentan solo proteinas de alto valor biológico: Merche, nuestra médico de Madrid, me aseguraba de que no había que contarlas. Ahora bien, no sé si era consciente de las cantidades que puede tener en mente un adolescente que sale de fiesta o se va de rave…


Ahora bien, dicho esto, hay una serie de factores a tomar en cuenta a la hora de consumir alcohol, y de eso quiero hablaros. Algunos de estos factores han hecho que desde hace tiempo  no tomo bebidas alcohólicas (aunque la más importante sigue siendo esta tesis que me tocará entregar en breve… ¡en 362 días ya!)

Una cañita… ¿o veinte? 

El tema de las cantidades es importante sobre todo a la hora de ingesta de cerveza. mientras con dos copitas de vino algunos pueden tener suficiente, los cerveceros sabemos, sobre todo cuando la noche es joven, que este brebaje algunos lo ingieren a litros. Así que, para los PKUs la moderación es bastante aconsejable.

Calorías vacías.

La “barriga cervecera” efectivamente viene de la cerveza y otro alcohol. La ingesta de calorías vacías, hidratos sin gran valor nutricional, nos hace propensos a engordar. Desgraciadamente, en nuestra dieta es fácil pasarse de hidratos, puesto que todos sustitutos: leche, arroces, pasta, pan, se basan en ellos. Probablemente es el primer producto del que despedirse en cualquier intento de reducción del peso, seas metabólico o no.

Esas tapas…

La cultura de tapas es algo tan propio de España… Aunque al principio me entusiasmaba la idea, con el tiempo ha perdido algo de su encanto. A ver, está muy bien poder salir a tomar algo y que te den algo para picar mientras… Pero el problema es que el alcohol hace que tengas más apetito, y no precisamente para cosas sanas. Te apetece algo saladito. Algo crujiente. Algo… Y el bar, obviamente, aparte de patatas fritas y aceitunas no tendrá gran cosa. O sí; pimientos, ensalada campera (si le quitan atún), todo bien remojado en aceite de oliva. Pero sobre todo: con la ingesta de alcohol, y el relajamiento que le acompaña, es mucho más fácil caer en la tentación y picar algo prohibido. Lo digo por experiencia propia, lo digo por experiencia nuestra.

Dicho todo esto…

entiendo porque algunas madres prefieren decir a sus hijos que el alcohol está prohibido. No obstante, creo que es mejor ser sinceras y mostrar las consecuencias del consumo de alcohol que nos pueden afectar como PKUs (aparte de los efectos nocivos que el alcohol tiene de por sí). Es decir, hay muchísimas razones para no tomar alcohol. Pero no es su alto contenido en phe (con algunas excepciones).

Vivimos en una cultura donde el alcohol es presente y aceptable. Hay otras culturas donde está prohibido, y sin embargo se premia otras drogas. Debemos consumirlo de manera responsable, no tanto por su alto contenido en phe, sino por muchas otras cosas, que son imporatente desde el punto de vista psicológico de una persona con trastorno metabólico. Por lo demás, nada nos impide disfrutar de una tarde apacible con nuestros amigos en una terracita. ¡ea!

¿Os sorprende que escriba este post? ¿sueno a viejuna? Pues supongo que con él quiero llamar la atención sobre aspectos no relacionadas directamente con la cantidad de phe que comemos, pero sí que influyen indirectamente en nuestra dieta. La dieta PKU no es solo ingerir una cierta cantidad de proteinas diarias (poca). es también intentar no enloquecer en el intento. Es saber llevar una dieta muy restrictiva sin tener ansias, sin desarrollar trastornos alimenticios, ni comer a escondidas. Y por eso me parece interesante analizar algunos aspectos sociales de lo que comemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *