PKU.es

Mejillones Tigre

Mejillones Tigre

Mejillones Tigre

Hoy cocinamos una receta fácil y muy rica. Son los mejillones tigre. Es un plato PKU obviamente adaptado a la dieta baja en proteínas. Mejillones no lleva, no sufráis. De ellos aprovechamos, sin embargo, la cáscara para la decoración. Logramos crear la sensación de que realmente están comiendo unos ricos mejillones. Es decir, es una forma de normalizar la comida de nuestros hijos con PKU.

coliflor y calabacín

Ingredientes principales de este plato: coliflor y calabacín

Es un plato diferente y muy atractivo para los niños. Os animo a recurrir a él de vez en cuando porque es sencillo, sabroso y visualmente queda muy bien en la mesa. Imaginad que preparáis unos mejillones en casa para el resto de la familia y este plato para vuestro hijo/a PKU. Quedaréis como unos reyes.

Los ingredientes

Así que vamos ya con los ingredientes:

  • Cáscaras de mejillones.
  • Pan bajo en proteínas de varios días o pan rallado.
  • Media coliflor.
  • Un calabacín. 

Personalmente, tres días antes de hacer este plato hago en casa pan bajo en proteínas y dejo que se ponga duro para rallarlo más tarde. Es la forma más barata. Si no tenéis tiempo o disponéis de pan rallado PKU (hay muchas marcas y precios muy diferentes) podéis usarlo también sin problema alguno. Lo importante es que finalmente tengáis pan rallado PKU.

Da igual si lo ralláis a mano o con la opción de la ralladora de la batidora

Respecto a la cáscara de los mejillones podéis guardarlos de una vez a otra una vez limpiados. Es muy importante que la primera vez los limpiéis bien para que no queden restos del mejillón. Si es la primera vez que vais a preparar esta deliciosa receta, entonces compráis los mejillones y ya tenéis mañana la comida para el resto de la familia preparando un plato con esos mejillones que vais a sacar de sus cáscaras.

Resumiendo: compra los mejillones (si tienes la opción de que te los regalen, mejor aún), quita el mejillón y limpia bien la cáscara o reutiliza los que tengas de otras ocasiones.

Proceso de preparación

Cuece la media coliflor en agua hirviendo y un poco de sal (al gusto). Tienes la opción de añadir al agua con la coliflor alguna especia o condimento que te guste o le guste a tu hijo/a con PKU. Recuerda que la coliflor tiene la propiedad de absorber los sabores de las especias y de otros ingredientes con los que los cueces. Yo personalmente no le echo nada pero es tu opción si te gusta.

Mientras hierve y se cuece la coliflor podéis comenzar a pelar el calabacín y picarlo en cuadraditos. Lo echas ya picado en una sartén con una cucharada de aceite de oliva y lo rehogas a fuego lento. No olvides echarle una pizca de sal. Cuando esté hecho lo reservas en la misma sartén. Una variante de esta receta es echar a la sartén junto con el calabacín media cebolla muy picada. Se cocinan juntos en el aceite de oliva hasta que estén tiernos y la cebolla se vea transparente.

Cuando la coliflor esta ya cocida la pasamos por la batidora hasta que quede hecha una masa. Posteriormente añadimos el calabacín y repetimos la operación. Nos quedará una crema espesa. Corregimos la sal, añadiendo un poco más si lo deseamos.

Es el momento ahora de coger las cáscaras de los mejillones y rellenarlos con la crema obtenida de batir la coliflor y el calabacín. Finalmente pasamos los mejillones rellenos por el pan rallado y los freímos en una sartén con abundante aceite. Es importante que el aceite esté caliente antes de que metáis los mejillones porque de lo contrario quedarán muy aceitosos y blandurrios en lugar de crujientes.

Ya están listos para comer. Si os apetece decorar un poco el plato podéis servirlos sobre un lecho de lechuga muy picadita para que ofrezca aún más contraste el color.

Sabroso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *