PKU.es

Gambas PKU: Una delicia sin proteínas

Gambas PKU: Una delicia sin proteínas

Gambas PKU

Casi me pongo a llorar de la emoción cuando vi las gambas PKU. Os cuento por qué.

Más emocionado que Tomás Roncero con la victoria del Real Madrid ayer en la Champions League

Mi hija, desde hace unos pocos años, cuando comenzó con su preadolescencia, empezó por primera vez a preguntarme sobre la comida que tiene prohibida: ¿a qué sabe eso, papá? ¿Lo puedo oler?

Cuando me hace esas preguntas intento responder con naturalidad, pero se por dentro se me cae el alma a los pies. Para un padre con un hijo o una hija con PKU es duro saber que bajo ningún concepto podrás darle aquello que pide.

Un alimento que desde siempre ha atraído a mi hija han sido las gambas. Le encanta comer la sal que se queda en el plato y mojar en el líquido que sobra de hacer las gambas a la plancha.

ASFEMA

Yo entiendo a mi hija. Me pongo en su piel. Las gambas están muy ricas. Cuando la gente las come pone cara de placer. Sin duda es un plato delicioso. Por eso cuando el otro día, aprovechando que estaba en Madrid por trabajo, me acerqué a la tienda de ASFEMA y vi que estaban disponibles unas gambas bajas en proteínas…., UFFFF!!! Casi no me lo creí. Llamé inmediatamente a mi hija y le mandé una foto. Gritó de alegría.

Gambas PKU

Gambas PKU

Su precio es de 5,50 euros por un paquete de 300 gramos de producto. Tiene 0,6 gramos de proteínas por 100 gramos de producto.

¿A qué saben las gambas PKU?

Para cocinarlas las hice a la plancha y le preparé una salsa. La hice con aceite de oliva virgen extra que había dejado macerar con muchos ajos. Al hacerlo así obtienes un aceite con sabor a ajo. También puedes comprarlo en el supermercado directamente, pero es algo más caro que el normal.

Al hacerlas a la plancha le añadí perejil y quedaron así de impresionantes.

Gambas PKU

Gambas PKU

La textura es perfecta. Son igual que un langostino o una gamba muy grande. El sabor es flojo. Por eso os recomiendo que las acompañéis de una salsa ligera.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *