PKU.es

¡Alguien se va!¡A México!

¡Alguien se va!¡A México!

On agosto 29, 2016, Posted by , In Pensando la PKU, With No Comments

Mañana cojo el vuelo para empezar mi primera aventura fuera de Europa. Los preparativos para ir dos meses en México no han sido muy largos, pero tuve que planearlos bien.

14107669_10158033153010377_3550430245118099845_o

mi discreta maleta con 23 kilos de formula, harina y pasta 😉

  1. conseguir informe médico para una fórmula que ocupe menos sitio en la maleta e ir con ella al médico de cabecera para conseguir recetas por tres meses.
  2. conseguir papeles varios para la aduana que certifiquen que no trafico con nada raro: un informe médico, las últimas recetas, mi historial médico.
  3. Hablar con la gente de México y con las asociaciones para saber qué productos hay en el  lugar, cómo hacerme análisis allí etc.
  4. Al saber que va a ser difícil conseguir la comida baja en proteína, hacer la compra de lo más necesario para un PKU: harina baja en proteina y pasta. Lo demás no es tan necesario la verdad.
  5. Leer sobre la ley aduanera mexicana, no vaya ser que me lo echen patrás en la frontera :O
  6. Comprar una maleta adicional para llevar todo esto….
  7. Comprar una maleta físicamente, que se ha roto la vieja 😉
  8. Hacer la maleta y rezar porque no supere los 23 kilos de comida. A efectos de hoy, supero el límite en dos kilos, así que tendré que quitar algo de ropa.

¡Y voilá! Ya casi me voy! Es solo hacer la otra maleta e ir arrastrandome con unos 50 kilos de bienes… dejo atrás una gata desconsolada que pronto no reconocerá a su dueña (pero está en buenas y cariñosas manos y me esperará en casa bien mimada.) y me vooooy. he decidido estar menos conectada este tiempo, porque es una etapa dura, se está acabando el doctorado, estoy empezando un segundo master, y las obligaciones y proyectos también pesan.  De la vida sentimental ya ni hablo, que con tanto meneo pa un lado y pa otro da pena 😉

Pero escribiré para contaros qué tal voy dietéticamente hablando y qué gente maja he conocido por el camino. Os iré contando también cómo se siente una a volver a prepararlo todo con harina. La verdad que me acomodé bastante al encontrar una pasta qe me gusta, un pan que me gusta, y ya no hago tantas cosas. los dos meses que vienen requerirán de mí más sistematicidad y más cocina, porque según me han comentado varias personas, el mercado de productos bajos en proteína prácticamente no existe. Iré comentándoos los sustitutos de productos que se encentran por aquí y tal vez entreviste a alguien para que cuente su experiencia.

¡Hasta pronto!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *